Historia

fondo power point adraADRA en Chile

En el año 1958 ADRA fue oficialmente reconocida en el país como Agencia “Obra Filantrópica y de Asistencia Social Adventista”, (OFASA). Posteriormente en el año 1990 se formó la Corporación Agencia Adventista de Desarrollo y Recursos Asistenciales de Chile, entidad continuadora de OFASA, figura jurídica de Organización No Gubernamental sin Fines de Lucro, (ONG) con la cual opera hasta la fecha.

Desde hace ya 57 años la Agencia Adventista de Desarrollo y Recursos Asistenciales de Chile, acorde con sus creencias, misión y visión, y en estrecha colaboración con la Iglesia Adventista del Séptimo Día de Chile, ha logrado desarrollar una amplia labor de asistencia e impulso para el desarrollo comunitario de los más necesitados, en especial de quienes conforman nuestros grupos prioritarios de acción social y filantrópica.

Durante los primeros años de trabajo se implementaron programas de distribución de alimentos los que beneficiaron la zona de Concepción y que tomaron mucha importancia luego del terremoto de 1960. Desde el año 1975, y hasta el año 1981, se llevó a cabo un programa de recuperación nutricional llamado “Plan Nacional de Alimentación Complementaria” (PNCA), el que beneficio a más de 645.000 menores con alimentos y con el control y supervisión del grupo “Voluntarios de OFASA”.

Desde el año 1974 al 1989, independiente al “”Plan Nacional de Alimentación Complementaria” (PNCA) se recibieron y distribuyeron aproximadamente 43.000 toneladas de alimentos que sirvieron para atender a más de 1.500.000 niños preescolares a través de convenios con varias fundaciones sociales, entre ellas CONIN y Ejército de Salvación.

En el periodo que va desde 1971 hasta 1993 se recibieron más de 861 toneladas de ropa, equivalentes a 15.600 fardos de ropa la que se distribuyó a instituciones vinculadas a la Agencia dando cumplimiento a convenios con diversas instituciones, tales como: hogares de menores, hogares de anciano, comunidades religiosas, agrupaciones vecinales, colegios y otras, cumpliendo también, una labor de ayuda en momentos de catástrofes naturales, como inundaciones, terremotos, aluviones, erupciones volcánicas y otras inclemencias de la naturaleza.

Desde el año 1992 y hasta el año 1998, la Agencia desarrollo un plan de apoyo a la micro-empresa, la que alcanzo a más de 140 pequeñas empresas de diferentes rubros ubicadas, mayoritariamente, en la región metropolitana.

Entre los años 1992 al 1994, la Agencia presto un valioso aporte al desarrollar e implementar numerosos, seminarios, talleres y cursos en la Región Metropolitana y la Quinta Región. Entre ellos cabe destacar el de capacitación vocacional orientados a personas que están al margen del sistema de educación regular, seis cursos de drogadicción para monitores, veintiocho programas piloto de educación antidrogas para colegios y escuelas que beneficiaron a más de 3.000 niños que recibieron formación dentro del programa llamado “Quiero mi Vida sin Drogas” del Ministerio de Salud.

En el año 1994 la Agencia se constituye como institución colaboradora del Servicio Nacional de Menores y centra su labor en la atención integral de niños vulnerados en sus derechos a través del programa “ Colocación Familiar”  que impulsa el Servicio Nacional de Menores, para 550 niños, niñas y adolescentes de la Región Metropolitana. Este Programa fue el primero de los 37 programas que se han desarrollado hasta el día de hoy, conservándose actualmente 27 programas vigentes.

Siendo consistentes con nuestra declaración “Los niños y niñas también constituyen una importante prioridad para ADRA. La Agencia cree que todo niño y niña debe disponer de un futuro lleno de oportunidades, y de la libertad de elegir su propio destino”.

La Agencia en el transcurso de los últimos años, con el aporte de sus profesionales y con la relevante ayuda de colaboradores externos (particulares y de gobierno), ha realizado diversas actividades que por sus características se enmarcan en: emprendimientos, talleres, cursos y seminarios. Estas herramientas han ido mejorando y complementado los “Programas de SENAME”, como así también la labor que la Agencia realiza para la Iglesia Adventista del Séptimo Día y la comunidad en general.

Ante situaciones de Desastres Naturales y de Emergencia ADRA desde sus comienzos ha  implementado protocolos de activación y respuesta, actualmente trabajando en colaboración  con la Oficina Nacional de Emergencias.

Saltar a la barra de herramientas